Política de Cookies
Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento del sitio web, y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar

Metodología

Metodología

En la intervención con los usuarios atendidos en el Centro, tenemos en cuenta, los siguientes principios:

- Principio de autonomía. Los usuarios tienen derecho a mantener el control sobre su propia vida y, por tanto, siempre pueden actuar con libertad.

- Principio de participación: Los usuarios tienen derecho a participar en la comunidad.

- Disfrutar de las interacciones sociales suficientes y acceder al pleno desarrollo de una vida personal gratificante y libremente elegida.

- Principio de integridad: Todas las personas son iguales en cuanto al ejercicio de sus derechos, pero cada una de ellas es única y diferente del resto.

- Principio de individualidad: Todas las personas son iguales en cuanto al ejercicio de sus derechos, pero cada una de ellas es única y diferente del resto.

- Principio de inclusión social: Las personas que requieren apoyos por tener una discapacidad son miembros activos de la comunidad y ciudadanos/as con idénticos derechos que el resto. Por ello, incluso en una situación de dependencia importante deben tener posibilidad de permanecer en su entorno y tener acceso y posibilidad de disfrutar de los bienes sociales y culturales, en igualdad con el resto de la población. Asimismo, tienen derecho a tener espacios de participación social.

- Principio de independencia: Todas las personas han de tener acceso a programas formativos dirigidos a la promoción de la salud, a la prevención de la dependencia a servicios y programas que mejoren su funcionalidad y faciliten su bienestar.

- Principio de continuidad de atención: Las personas con discapacidad deben tener acceso a los apoyos que precisan de manera continuada y adaptada permanentemente a las circunstancias cambiantes de su proceso. A lo largo de toda la vida si es necesario, como ocurre cuando la persona tiene una discapacidad congénita o perinatal.

 

La metodología está centrada en el usuario/a, desarrollando la autonomía personal que le permite desenvolverse en los diferentes entornos: educativos, sociales, sanitarios, económicos y laborales, y la inclusión social para lograr el ejercicio de sus derechos en condiciones de igualdad y respetando su identidad personal. Para ello, reconociendo su capacidad para decidir, de participación y siendo promotor de su proceso de mejora, en definitiva, siendo miembro activo de la comunidad en la que vive  

Se está llevando a cabo una metodología activa en la que el profesional es el  guía y facilitador, y el usuario protagonista o sujeto activo de su propio aprendizaje.

- Refuerzo del aprendizaje significativo para aprovechar y relacionar todos los conocimientos y experiencias previas con los nuevos contenidos adquiridos con la formación.  Este aprendizaje significativo se lleva a cabo en la práctica.

- Potenciación de la aplicación práctica de los nuevos conocimientos para que el usuario compruebe el interés o utilidad de lo aprendido. Todos los temas relacionados con la salud o seguridad laboral se comprueba en la práctica, donde las aplicaciones y deducciones prácticas demuestran su utilidad.

- Funcionalidad es una característica metodológica importante que estamos llevando a cabo. Se trata de utilizarla en circunstancias reales de la vida cotidiana, cuando el usuario la necesita sobre todo. Ello implica referencias continuas al entorno sociolaboral en el que vive el grupo, además de la necesidad de llevar a cabo trabajos de indagación, consulta y contactos de todo tipo sobre dichos temas.

- Vinculación con el mundo del trabajo. La relación con el mundo laboral es como un proceso de vasos comunicantes. Por una parte se introducen los problemas y experiencias en los ambientes laborales en el Aula y por otra en el Taller que apoyan el desarrollo de la programación, al mismo tiempo que dan sentido y coherencia a sistemas de trabajo concretos.

- Desarrollo de habilidades y destrezas de planificación y regulación de la propia actividad de aprendizaje:”Aprender haciendo” y “Aprender a aprender” son adecuados, es recomendable la simulación y realización de toda clase de actividades que posibilitan la adquisición y procedimientos concretos.

- Enseñanza individualizada y dinámica de grupo. El ritmo y proceso de aprendizaje es diverso en el punto de partida y la motivación de cada usuario. La aplicación de técnicas individuales y dinámica de grupos favorecen la autoestima y autosuficiencia necesaria para contrarrestar el déficit que arrastran algunos usuarios.

- El Programa se caracteriza por ser abierto, flexible, sujeto a cambios, trabajo en grupo, respeto a la individualización e interés personal.

- Utilizando un lenguaje comprensivo y adaptado a la capacidad intelectual del usuario, tanto en el Área Laboral, como en la Social.

 

La atención integral centrada en la persona es la que se dirige a la consecución de mejoras en todos los ámbitos de la calidad de vida y el bienestar de la persona, partiendo del respeto pleno a su dignidad y derechos, de sus intereses y preferencias y contando con su participación efectiva.

Colaboradores