Política de Cookies
Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento del sitio web, y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar

Atención temprana

Atención temprana

Se entiende por Atención Temprana el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar.

El Servicio de Atención Temprana es toda acción globalizada que, aplicada en la  primera infancia desde una actitud preventiva, promueve, facilita y potencia la evolución máxima de todas las  posibilidades de desarrollo de aquellos sujetos que presentan o padezcan cualquier tipo de afectación, minusvalía o alteración o que reúnan las condiciones de riesgo, ya sean orgánicas o ambientales, que puedan producirlo en un futuro.

Con objeto de centrar el sentido que se aplica a los términos utilizados, interesa precisar que:

- Acción globalizada: Es aquella que reúne y estructura los distintos elementos mediante una adecuada definición de objetivos y metas y una sistematización de las actuaciones propuestas, que comprende todos los campos o vértices de la actuación y que hace uso y dispone de los recursos necesarios para tales fines. Todo ello se aplica para  promover, facilitar y potenciar el desarrollo de las posibilidades de los niños que presentan alguna alteración del desarrollo.

- Primera infancia: Se enmarca como el intervalo que incluye las edades comprendidas entre el nacimiento y los seis años.

- Actitud Preventiva: Cuando detectamos algún factor de riesgo ponemos en marcha mecanismos de seguimiento, evaluación y actuación, mediante pautas o intervención preventiva.

- Posibilidades de desarrollo: Desde una consideración integral del individuo se entiende como potenciación del desarrollo de aquellas facetas inherentes al mismo, la actuación sobre aspectos fisiológicos, neurológicos, psicológicos, madurativos, relacionales y comunicativos.

- Alteración, afectación, discapacidad: Son formas de caracterizar la problemática desde distintos puntos de vista. Alteración es el signo o conjunto de signos que caracterizan, pos sus consecuencias, el estado actual del sujeto. Se entiende por afectación, la presencia, susceptible de diagnóstico de cualquier anomalía, daño o enfermedad. Discapacidad es el término complementario del anterior en el sentido de matizar en qué grado una afectación definida es determinante de un efecto funcional en la relación del individuo con su entorno.

- Condiciones de riesgo: Comprende la consideración de todos aquellos factores aislados o bien la suma de ellos que en una fase del desarrollo del niño puedan estar presentes y, no produciendo un efecto observable en el momento actual, previsiblemente lo producirán en el futuro.

- Factor de riesgo: Es aquella situación o variable que tanto en aspectos biológicos como ambientales pueda determinar con cierta posibilidad una futura alteración del desarrollo del niño.

Colaboradores