Política de Cookies
Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento del sitio web, y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar

La vivienda con apoyo en Minas del Horcajo

Fundación Fuente agria
Áreas de la Fundación
Fundación
926 431 460
fundacion@fundacionfuenteagria.org
Administración
926 431 460
administra@fundacionfuenteagria.org
Recursos Humanos
926 431 460
rrhh-empleo@fundacionfuenteagria.org
Atención Temprana
926 412 296
attemprana@fundacionfuenteagria.org
Centro de Día
926 431 460
centrodedia@fundacionfuenteagria.org
Centro Ocupacional
926 430 270
tocupacional@fundacionfuenteagria.org
Educación Especial
926 430 270
aspadeslaguna@fundacionfuenteagria.org
Residencia
926 429 315
residencia@fundacionfuenteagria.org
Vivienda Tutelada
926 429 315
vivienda@fundacionfuenteagria.org
Emplealia
926 431 460
empleo@fundacionfuenteagria.org
Centro de Ocio
926 431 460
ocio@fundacionfuenteagria.org
Asociación Aspades La Laguna
926 431 460
asociacion@aspadeslalaguna.org
29oct
La vivienda con apoyo en Minas del Horcajo

El pasado fin de semana de octubre disfrutamos de las Minas del Horcajo y sus alrededores

Tras el paseo realizado en la convivencia del año pasado por Minas del Horcajo (pedanía de Almódovar del Campo) y alrededores de la finca de La Garganta situada en esta zona, el grupo de la vivienda con apoyo nos quedamos prendados del entorno y por ello se planteó organizar una excursión a este lugar decidiendo además por consenso realizar la convivencia anual allí mismo.

Así pues, el pasado fin de semana de octubre nos desplazamos hasta Minas del Horcajo donde nos recibió Verónica, la alcaldesa de la pedanía, y dueña de la casa rural en la que nos hospedamos. Una vez acomodados en las instalaciones, fuimos recogidos por 2 furgonetas 4x4 pilotadas por Domingo y Raúl, quienes hicieron de magníficos guías durante la ruta organizada por la finca de La Garganta. Durante todo el trayecto fuimos conversando y ofreciendo información sobre el mantenimiento de la finca, trabajadores y recursos de los que dispone, eventos que realizan así como comentando datos de interés acerca de su fauna y su hábitat natural. En esta visita pudimos ver tanto jabalíes, como ciervos, corzos, perdices, liebres, buitres leonados y negros, y águilas, disfrutando muchísimo de la ruta tanto usuarios como personal.

Tras esta ruta, realizamos una parada en una de las instalaciones de la finca donde el encargado de la misma, José María y su familia, junto con el personal del que disponen, nos ofrecieron una variedad de platos donde el principal (como no podía ser de otra manera) fue una excelente y sabrosa carne de ciervo. Ya con el estómago lleno, continuamos la ruta hasta que cayó el día. Por suerte el tiempo nos acompañó y pasamos un día estupendo.

Una vez en la casa rural, y mientras estábamos cenando, recibimos una inesperada y grata visita: un pequeño vareto (ciervo de 1 o 2 años) se había aproximado hasta la mismísima puerta de la casa rural, donde algo tímido recibió algunos trozos de pan y sobras ante la sorprendida mirada de los que allí estábamos.

Al día siguiente, y tras un opíparo desayuno, dimos un paseo por los alrededores. Al regreso, Verónica, dueña de la casa rural quien se mostró muy atenta en todo momento, nos preparó unas exquisitas migas que disfrutamos encantados, y después de una merecida sobre mesa regresamos quedando muy agradecidos tanto con el personal de la finca Villamagna La Garganta como con Verónica y su familia por su hospitalidad y la atención dedicada, a la espera de volver a planificar y proponer un nuevo destino para el año que viene.

Galería de imágenes
Colaboradores